I like it when you sleep, for you are so beautiful yet so unaware of it. (Review)

2:23:00 AM



2016 pinta como uno de los años con más novedades en el ámbito musical, y personalmente el lanzamiento que esperaba con más ilusión era el segundo CD de The 1975. Tenían la difícil tarea de superar su primer trabajo, de título homónimo, el cual en mi opinión marcó un antes y un después en el rock alternativo. Es más, discutiría con convicción que lo que hacen The 1975 no puede encajar en ningún género preconcebido por la industria musical actual.

“ILIWYSFYASBYSUOI” (así por abreviar aunque en realidad lo hace parecer aún más largo) es un álbum que crea una burbuja de la que no sales hasta que termina con She Lays Down. Este rasgo ya era característico de su primer álbum, y con este nuevo trabajo han conseguido mantener la sensación de trasladarte a otro sitio y a la vez innovar su sonido. En cuanto a evolucionar pero sin perder la esencia, The 1975 se llevan el premio.

Después de la introducción de minuto y medio que espero que se convierta en tradición (ya que me parece un detalle muy bonito de cohesión entre álbumes), “ILIWYASFYASBYSUOT” empieza fuerte. Quizás demasiado fuerte. Haber puesto Love Me y UGH! seguidas y al inicio del trabajo deja, en mi opinión, unos estándares muy altos, y creo que al haber sido ambos presentados en la radio y con videoclip, y siendo dos de los temas más movidos del CD, hubiesen funcionado mejor algo más separados.

Una de las joyas del álbum (junto con UGH!,  por la cual tengo una devoción especial), que además recuerda bastante al primer trabajo del grupo, es She’s American. Es muy dinámica y es una de esas canciones imposibles de escuchar sin balancearte de un lado a otro en un trance extraño durante viajes de autobús o metro. If I Believe es un experimento con coros, un ritmo que recuerda al soul y que incluye instrumentos de viento. ¿Puede funcionar una mezcla de tantos elementos dentro de un CD con un estilo tan marcado? En mi opinión lo hace ya que, aunque el tema sea arriesgado, no perdemos vista de la esencia del grupo. También encontramos algo de experimentación en Loving Someone, canción que creo que es la demostración de cómo The 1975 son capaces de incorporar un rap en sus canciones, cosa que nadie se esperaría, y aún así hacer que cohesione muchísimo y que no desentone.

En una canción que obviamente cuenta con un gran significado personal, Nana, me sorprendió mucho escuchar una guitarra acústica. Y aunque la letra de la canción sea preciosa y creo que ha sido situada hacia el final del CD de manera estratégica para no romper con la estética, sigue sin convencerme del todo. Es un dilema interno similar al que tuve con See Me Now de The Kooks en su último CD Listen. Aunque sabía la historia detrás de la canción y lo que significaba para el cantante, eso no quitaba que para mí rompiese la cohesión del CD y, hablando claro, no pintase mucho. Me sucede algo parecido con Nana pero seguiré defendiendo que es una canción preciosa, con una sensibilidad que llega al público fácilmente. Su problema es que no brilla tanto como engranaje dentro de un disco diseñado para funcionar en conjunto. She Lays Down sigue el mismo camino, pero la modulación de la voz de Matty en esta hace que suene más a The 1975. De todas maneras, cerrar el álbum con estas dos canciones fue la mejor idea, ya que así nos demuestran que saben y pueden hacer canciones sensibles y acústicas sin romper con la estética previa que tan cuidadosamente se ha construido.



La pata coja del disco es quizás su duración. Creo que la magia que consiguen al inicio se va perdiendo con alguna que otra canción que en mi opinión podría llegar a ser prescindible, como Lost my head (a la cual no le encuentro mucho sentido de ser y la veo redundante situada justo después de Please be Naked) y ILIWYSFYASBYSUOI (con una longitud excesiva). Estas canciones, aunque no desentonen para nada con la temática del álbum, no cuentan con la sustancia suficiente como para poder funcionar por sí solas. No puedo dejar de preguntarme si el CD hubiese podido llegar a ser aún más sólido contando con 4 o 5 canciones menos.

Una de las quejas más generalizadas que parece haber sobre el álbum, sobre todo dentro del “fandom” del grupo, son las canciones completa o parcialmente instrumentales. Para mí, estás canciones actúan de pegamento entre canción y canción de una manera perfecta, y le dan una dimensión al álbum que es precisamente lo que le hace destacar de una manera tan clara en el género alternativo. Es verdad que no son las canciones más adecuadas para presentar en directo, sobre todo en los festivales de música que el grupo suele frecuentar, pero personalmente esto no me preocupa, ya que creo que dentro del álbum hay más que suficientes canciones donde elegir para crear su nuevo setlist. Nadie espera una actuación de Please be Naked (canción totalmente instrumental y en mi opinión, una obra maestra) en medio del Arenal Sound, pero eso no devalúa la gran calidad de ésta y el papel fundamental que ocupa dentro del álbum.

Como conclusión, me parece que han hecho un gran trabajo y que no hay ninguna parte del álbum que cojee. Es algo muy fácil de escuchar manteniendo una complejidad musical importante y creo que se va a convertir en un acompañante fiel durante viajes largos. El grupo dijo recientemente en una entrevista para la revista NME que creían que el mundo necesitaba este CD. Y no podría estar más recuerdo. Su mayor logro, en mi opinión, es lograr una atmósfera distinguida, que mientras recuerda a su trabajo anterior es a la vez algo completamente nuevo y refrescante.




You Might Also Like

2 comments

  1. Estoy de acuerdo con todo lo que has dicho. Creo que la magia de The 1975 está en su capacidad de tocar estilos tan variados sin encajar en ningún género, pero consiguiendo aún así unos temas y un concepto muy fuertes. Para mí uno de los puntos débiles, por llamarlo de alguna forma, también es la duración del disco ya que, tal y como dices, en algunas canciones flojea esa magia/fuerza (y por ello son canciones que habría omitido), también creo que eso está influido porque la mayoría de canciones "fuertes" aparecen muy seguidas y al principio, lo que hace que después en algunos momentos se quede como cojo. Pero creo que puede que haya sido hecho a propósito, ya que por lo general se esperaba un album muy The Sound y muy como los temas que habían lanzado antes de la salida del album, pero en el disco los estilos van variando (me recuerda un poco al dibujo de una onda sonora) pero el concepto no lo ha hecho, y creo que eso ha sido una forma de demostrar que saben hacer de todo sin salirse del concepto, que en una misma atmósfera entran muchas sensaciones.
    Muy de acuerdo sobre todo con lo que señalas de que generan una atmósfera constante, y que han sido capaces de seguir siendo The 1975 pero innovando, y eso es algo que no todo el mundo sabe hacer.

    ReplyDelete
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Aunque al principio las canciones instrumentales no me llaman, me he dado cuenta que son las perfectas acompañantes para ir en el tren y en el metro mientras te lees un buen libro y la verdad es que me relajan un montón.

    Y como dices, yo creo que tenían toda la razón con que el mundo necesitaba este álbum. Con The 1975 me pasa como con twenty one pilots. No sabría encasillarlos en un género musical concreto porque creo que son ÚNICOS y por eso me gustan tanto, porque añaden algo al mundo de la música muy especial e importante, y se ve que es música hecha de verdad y con el corazón.

    ReplyDelete

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images